Entendé tu factura de luz

Debido a los aumentos y quitas de subsidios acontecidos últimamente en los servicios públicos de Argentina, cada vez se puede ver a más gente preocupada por los montos que le vienen a pagar en su factura de luz.

La factura de luz tiene dos componentes principales: un cargo fijo y un cargo variable.

Por otro lado, es importante saber que existe una serie de escalones tarifarios según el tipo de consumidores que seamos. En el caso de los consumidores residenciales normalmente son 8 escalones y el pasaje de uno a otro es totalmente automático.

El consumo de energía eléctrica se mida en kilowatt-hora (kWh) y equivale a tener encendido un artefacto con una potencia de 1000 Watts durante 1 hora.

Veamos algunos ejemplos para clarificar esto:

  • Si tenemos una lamparita de 100 Watts (una de las viejas incandescentes que ya no se venden más) encendida durante 1 hora, el consumo energético será de 0,1 kWh.
  • Si tenemos una lamparita bajo consumo de 10 Watts encendida durante 1 hora, el consumo será de 0,01 kWh.
  • Si tenemos una plancha de 1000 W encendida durante media hora, el consumo será de 0,5 kWh.

Obviamente, la factura expresa los kWh consumidos en un período mensual o bimestral. Quiere decir que si la plancha del último ejemplo la usamos 10 veces en el período de facturación, habrá contribuido con 5 kWh al consumo facturado.

Ahora bien, de acuerdo al consumo que hayamos realizado en el período de un mes, se definirá en qué escalón tarifario estamos. Esta información se puede buscar en la página web de nuestra compañía eléctrica. En el caso de EDESUR, se puede ver el último tarifario (agosto 2018) aquí: http://www.edesur.com.ar/cuadrotarifario201808.pdf.

Cuadro tarifario Edesur

Aquí podemos ver, por ejemplo, que si en un mes tuvimos un consumo de 260 kWh, entraremos en el escalón tarifario T1 – R2. Según esa tarifa, tendremos un cargo fijo de $56,11 y un cargo variable de 1,944 $/kWh. Significa que tendremos que tomar el cargo fijo y sumarlo a la multiplicación del cargo variable por los kWh consumidos:

Subtotal por servicio eléctrico = 56,11 + 1,944 x 260 = $318,05

Algo importante a tener en cuenta es que el cuadro tarifario beneficia mucho a los que consumen poca energía. Por ejemplo, si consumimos el doble, es decir, 520 kWh, el cargo fijo pasa a $316, lo cual representa un aumento de 5,6 veces con respecto a nuestra condición anterior. El cargo variable, por otro lado, pasa a ser de 2,211 $/kWh, lo cual es un 13% más.

A todo esto se le pueden restar subsidios y bonificaciones y sumar impuestos (generalmente un 21% de IVA, un 6,5% de contribución municipal y algún porcentaje más provincial).

Consejos para ahorrar

Todo lo que hagas para ahorrar ayuda, en principio es muy importante usar lámaras LED. Incluso las dicróicas se pueden cambiar por LED. Por otro lado, mantener apagadas todas las luces y artefactos que no se usen es muy importante.

Utilizar lo menos posible todo lo que sea caloventores y calefacción eléctrica (estufas de cuarzo, etc.). Revisar especialmente artefactos antiguos ya que antes no se tenía tanto cuidado del consumo eléctrico. Lo importante es revisar la potencia (los Watts) de cada aparato.

Un caso a prestar mucha atención es si compartís el medidor entre varias viviendas, algo común en familias que fueron agrandándose. Si este es tu caso estás en una enorme desventaja ya que al estar sumando los consumos de varias familias, automáticamente vas a parar en los escalones tarifarios más altos. Si pudieras separar el consumo en medidores distintos, estarían pagando en total muchísimo menos.

Por ejemplo, si entre dos viviendas gastan 800 kWh, van a pagar $1203,64 de cargo fijo más $2,704 de cargo variable multiplicado por 800 kWh; en total, $3366,84 más impuestos. En cambio, si cada vivienda tuviera su propio medidor y gasta justo la mitad cada una, 400 kWh, pagarían $91,73 de cargo fijo más $1,998  de cargo variable multiplicado por 400 kWh; total, $890,93. Si sumamos las dos viviendas con medidores individuales da un total de $1781,86, lo cual es casi la mitad que con un solo medidor.

Como ven, es muy importante mantenerse en los escalones más bajos ya que el crecimiento es muy rápido. Por ejemplo, aquí podemos ver cómo influyen 150 kWh de consumo según el escalón:

Cuadro

Como ven, 150 kWh pueden llegar a representar entre $413,64 y $2359,62 en nuestra factura, según el escalón en el que nos encontremos.

Calculadora de Impuesto a las ganancias para autónomos

En diciembre del año pasado, inspirado en un proyecto publicado en el blog de Ariel Setton, una calculadora del impuesto a las ganancias para trabajadores en relación de dependencia, me puse a programar una calculadora específica para el caso de Autónomos.

La calculadora salió publicada primero en el blog de Ariel Setton, quien también colaboró en el desarrollo, y ahora la publico aquí, para el que no la haya visto.

Recuerden incorporar en los Gastos y Deducciones el monto que pagan en aportes de Autónomos.

Recuerden incorporar en los Gastos y Deducciones el monto que pagan en aportes de Autónomos.

Aclarando dudas sobre el impuesto a las Ganancias

Ante todo, quiero aclarar que no soy contador ni tengo la menor idea sobre impuestos. El presente post tiene como objetivo aclarar ciertos conceptos sobre el impuesto a las Ganancias que yo desconocía y que luego de investigarlo en Internet, me ayudó a entender mejor cómo se calcula el monto a pagar. Aclaro que puede tener errores, ya que la información que hay en Internet sobre esto es muy poca o demasiado técnica para mi comprensión. Solo espero que esto ayude un poco a entenderlo mejor.

Aclaro también que voy a hablar en particular del caso de Autónomos. Desconozco en detalle cómo es el caso de los empleados en relación de dependencia pero tengo entendido que lo que ellos pagan es menor, aunque los autónomos pueden hacer mayores deducciones.

El impuesto a las ganancias se calcula utilizando un aplicativo de la AFIP. Es un programa para Windows que se baja y corre como una aplicación local. En este aplicativo hay que introducir ciertos valores y sale lo que hay que pagar.

El primer paso es determinar el total de las ventas del año (todas las facturas que nosotros hicimos); esto definirá los ingresos. El siguiente paso es incluir todas las facturas de compras (todas las que nos entregaron), lo cual determinará los egresos. Hay que tener en cuenta que solo se deben considerar aquellas compras necesarias para sostener la continuidad de la actividad económica.

Si hacemos la diferencia entre los ingresos y los egreos obtenemos el resultado neto. Este numerito es el que, por lo general, utilizan los bancos para determinar nuestros ingresos netos para otorgarnos un crédito o una tarjeta de crédito. Por ejemplo, si cierta tarjeta de crédito que quieren sacar pide “ingresos mínimos 15.000 pesos mensuales”, deben dividir el resultado neto por 12 (meses), ya que eso es lo que el banco considerará.

Entonces, si por ejemplo tuvimos ventas por $500.000 y gastos por $300.000, nuestro resultado neto sería de $200.000.

Luego viene la parte complicada y, las deducciones. Hay diversos casos en los cuales se pueden aplicar deducciones al monto del resultado neto. Hay deducciones personales y deducciones generales.

Como deducciones generales tenemos:

  • Seguros de vida
  • Gastos de sepelio
  • Aportes a obras sociales
  • Servicio doméstico
  • Donaciones
  • Gastos médicos
  • Pagos al régimen de jubilación
  • Intereses de créditos hipotecarios
  • Aportes a Sociedades de Garantía Recíproca
  • y otros (ni idea qué más puede ser)

Sobre estos ítems sé que existen límites en cuanto a montos y/o porcentajes.

En cuanto a las deducciones personales, inciden las cargas de familia y el mínimo no imponible. Es aquí donde se consigan los montos que “se llevan” los familiares a cargo (hijos, cónyugue, padrres, etc.). Estos montos se suelen actualizar regularmente.

Por último tenemos el caso de las deducciones especiales. Este es un beneficio que es exclusivo de autónomos. Nuevamente, el monto se suele actualizar regularmente.

En la siguiente página se pueden ver tablas del año 2013 y algunos para atrás, de las deducciones admitidas http://www.impuestosimple.com.ar/informacionGral/impuestoGanancias/deduccionesIG.html.

Por ejemplo:

  • Mínimo no imponible: $15.552
  • Cónyugue: $17.280
  • 2 hijos: $17.280 (8640 x 2)
  • Deducción especial: $15.552
  • Pagos jubilación autónomos: $7.716 (643 x 12)
  • Total a deducir: $73.380

Con todos estos datos, del resultado neto menos todas las deducciones se llega a lo que se conoce como la ganancia neta sujeta a impuesto. Siguiendo con nuestro ejemplo, deduciendo los conceptos que ejemplificamos antes, estaríamos con una ganancia neta sujeta a impuesto de $126.620.

El siguiente paso será determinar el monto total que le debemos pagar a la AFIP. Esto se hace mediante la siguiente tabla:

Ganancia neta imponible acumulada Tabla I Tabala II Simplificada
MAS DE $ A $ PAGARÁN $ MÁS EL % SOBRE ELK EXCEDENTE DE $ (G = GANANCIA NETA IMPONIBLE PAGARÁN $
0 10.000 9 (0.09 X G)
10.000 20.000 900 14 10.000 (0.14 X G) – 500
20.000 30.000 2.300 19 20.000 (0.19 X G) – 1.500
30.000 60.000 4.200 23 30.000 (0.23 X G) – 2.700
60.000 90.000 11.100 27 60.000 (0.27 X G) – 5.100
90.000 120.000 19.200 31 90.000 (0.31 X G) – 8.700
120.000 En adelante 28.500 35 120.000 (0.35 X G) – 13.500

Como ven, con el resultado de nuestro ejemplo de $126.620, caeríamos en la última categoría (más de $120.000), con lo cual pagaríamos $28.500 más el 35% del excedente, es decir, el 35% de $6.620. En total nos daría que le debemos a la AFIP $30.817.

Si ven este número, tal vez los asuste, pero deben tener en cuenta que durante el año seguramente ya han pagado anticipos, los cuales se descuentan de su deuda. Lo mismo si tienen retenciones o percepciones. Y lo mismo si computan los pagos del “impuesto al cheque” (desconozco en qué porcentaje, pero no son para desperdiciar).

¿Y si hice viajes o compras en el exterior?

En el caso de los viajes al exterior o las compras en moneda extranjera, estas generaron percepciones ya sea por el 15%, 20% o 35%, según en la época en que fueron hechas. Este monto se descuenta también del total a pagar. Por lo que si el año pasado tuvieron pagos de anticipos por $20.000 y percepciones por viajes o compras en el exterior por $5.000, solo le estarán debiendo a la AFIP $5.817.

¿Por qué se dice que el impuesto a las ganancias no está actualizado?

Porque dejó de ser progresivo. Progresivo significa que, mientras más gano, es mayor el porcentaje de impuesto que pago. Eso puede evidenciarse en la serie de porcentajes de la tabla publicada que van del 9% al 35%, según la ganancia neta sujeta a impuesto. En definitiva, alguien con bajos ingresos caerá en el porcentaje del 9%, mientras que alguien con altos ingresos caerá en el 35%.

El problema es que esta tabla hace años que no se toca. Los anuncios que el gobierno hace sobre “retoques” en el impuesto a las ganancias tienen que ver únicamente con las subas en los mínimos no imponibles o las cargas familiares. Son subas que, como vimos, afectan el resultado neto final, pero ayudan muy poco a mantener el caracter progresivo del impuesto.

Para entender esto, hoy, y siguiendo con las deducciones de nuestro ejemplo, a partir de un resultado neto (ingresos menos egresos) de $193.380 (comparable con un ingreso neto de $16.000 por mes), ya entraría en la categoría más alta del impuesto. Esto quiere decir que paga el mismo porcentaje (35%) el que gana $16.000 por mes que el que gana $25.000 o $40.000 o $70.000.